Sobre el autor

Soy un ingeniero informático, nacido en Almería hace algún tiempo.

Hasta donde me alcanza la memoria, siempre he sentido interés por la tecnología y todo lo relacionado. Desde bien niño siempre me ha gustado imaginar, dibujar y crear: historietas, artefactos, naves espaciales, aventuras, juegos, etc.

Así que la vocación me ha acompañado académica y profesionalmente: como informático he podido conocer y utilizar estas fantásticas herramientas, y como diseñador gráfico he podido abrir la ventana y dejar volar mi imaginación.

Ahora mismo

Llevo diseñando (profesionalmente) desde hace más de 15 años, pero ha sido recientemente, desde hace unos 2-3 años, cuando me he interesado por la interacción hombre-máquina (HCI), la usabilidad y la experiencia de usuario. Siempre han estado presentes en mis diseños y aplicaciones, pero no de forma consciente.

Actualmente trabajo como diseñador de interfaces y experiencia de usuario (UI/UX) en Barcelona para NDT Global, una compañía alemana con presencia internacional, dedicada a la inspección técnica de tuberías (oleoductos y grandes instalaciones).

De mi puesto destaco la variedad de proyectos en los que estoy involucrado: tres aplicaciones, cada una completamente distinta (una aplicación científica, otra aplicación de gestión y otra aplicación industrial), con requerimientos y enfoques distintos, con tecnologías dispares (aplicación web y de escritorio), pero formando parte de la misma suite corporativa.

Mi experiencia programando me ha ayudado en la comprensión de los requerimientos funcionales de cada proyecto, las limitaciones, los objetivos, etc. Además estoy involucrado en una dinámica de trabajo en equipo que no conocía (Agile / SCRUM), de la que estoy encantado.

Cuando no trabajo

Cuando no estoy con mi familia, me gusta dedicar tiempo al cine, a la lectura, a los videojuegos y, en general, cualquier actividad que pueda disfrutar y me sirva de inspiración.

Suelo disfrutar casi de cualquier género, aunque mi predilección siempre ha sido la ciencia-ficción, tanto en el cine como en la literatura (Asimov, Arthur C. Clarke, Bradbury, …).

Las secuelas de haber crecido en los 80s son muchas, como los grupos musicales pasados de moda, o el desmesurado gusto por el pixel art.

Además, siempre que tengo un hueco, aprovecho para ponerme al día con algún vídeojuego, ya sea de estrategia por turnos, en primera persona o, incluso, de móvil.